8 Zoom

Head of Arena Communications México

Twitter, mi reflexión

Siento, antes de hacerlo, la estúpida comparación pero hablar de Twitter es como hablar de religión. Hay tantas versiones de los hechos, tantas opiniones encontradas, tantas formas de explicarlo y tantas interpretaciones de lo que de verdad son, que, para curarme en salud, ¡escribo lo que es para mí!

Soy usuario activo (al menos aporto a través de mi usuario 3-5 twits al día) desde más o menos principios de este año. Usuario no activo desde hace más de 2 años (sólo leía a la gente a la que seguía). Primera reflexión: Twitter es lo que le das. Twitter no es un medio social hasta que empiezas a hacerlo social con tus contribuciones. Si no lo haces, es un medio más. Un medio muy profundo. Profundo por la cantidad y calidad de sus contenidos, profundo por su velocidad (tanto de aparición de la información como de expansión de las mismas). Si lo haces, es la mejor fuente de información en tiempo-real que existe.

Un perfil en Twitter no es un perfil social de una red social. No contiene álbumes de fotos, jueguecitos (todavía…), muro (aquí se llama Time-Line) ó pestañas para categorizar y ordenar tu contenido y el de otros usuarios. Segunda reflexión: Twitter exige de un ejercicio de compresión y cierta inteligencia. Al tener sólo 140 caracteres, se ha de comunicar exactamente lo que se quiere. No suele haber pérdidas de tiempo como en las redes sociales, foros de opinión o comunidades. Esa optimización aporta mucho a su riqueza. Aparecen las URLs cortas (bit.ly, cort.as, goog.le) para concentrar más contenido, los RT (retweets) para mencionar una aportación de otro usuario que te ha gustado y compartirla con tus followers (seguidores), los hash-tags (temas de interés) para categorizar sobre temas lo que se está aportando en Twitter, los FF (FollowFriday) para invitar a tus seguidores a seguir a otra gente a la que tú sigues y que te resulta interesante y muchas más.

Hay que tener claro, como en todas las parcelas de la vida, lo que Twitter te va a aportar en tu día a día (o semana a semana). Tercera reflexión: Twitter no es Dios. He visto casos de gente que vive, literalmente, en Twitter. He visto casos que tras 4 años, todavía no entienden su uso. En la escala de colores, esto va de tener un poco de colorido, no ser blanco o negro. Hay que seguir acudiendo a otras fuentes de información, comunicándose con tus amigos/conocidos/Partners a través del mail ó del teléfono, utilizando otras variables de medición de popularidad de los temas más candentes, teniendo en cuenta otros soportes publicitarios para las marcas…si no, podemos caer en la tentación de crear otro SecondLife u otro Facebook (¿?). Creo que Twitter también ha venido para quedarse pero no conservará su forma mucho más tiempo. Migrará hacia más versatilidad en los contenidos, más cantidad (vía aplicaciones), más masa crítica (vía sindicación), más servicios en general.

La Última Reflexión: todo el mundo debería usar Twitter…o es que acaso, ¿no usáis el mail, algún Messenger ó el móvil? Será bueno para todos, aunque ahora no lo entendáis,-))

Comentarios
  1. Jotaypunto7 julio 2012 a las 10:36 pm
    "Siento, antes de hacerlo, la estúpida comparación pero hablar de ..."

    no es estúpido, la religión se puede comparar con tantas cosas…. y twitter según quien te lo explique… te comentará una cosa, todos pueden terminar diciendo lo mismo, pero de diferente manera.
    ;-D

Responder comentario

Deja tu comentario

Subir al inicio