28 Zoom

Head of Arena Communications México

Nike Fuel Band

¿Producto o Publicidad?

Hace ya más de 1 mes que uso la Nike Fuel Band

Básicamente consiste en una pulsera que, gracias a su acelerómetro de tres ejes, convierte el movimiento que realices  (cualquier movimiento) en una medida que se refleja como “Fuel” en la pulsera. Contiene un display de 100 Leds blancos (20×5) donde se muestra, no sólo el Fuel, sino también la hora, las calorías consumidas y  los pasos dados. Además, tiene una barra de colores de 20 Leds que va de rojo hasta verde cuanto más te acercas al objetivo que te hayas marcado (mínimo 2000 de Fuel y máximo el que quieras). Existen varios tamaños para adaptarse a todo tipo de muñecas y la posibilidad de sincronizarse a través de Bluetooth con el móvil (app para Iphone), lo que permite tener histórico de toda la vida útil de la misma y cambiar algunos aspectos de la configuración.

 

No quería hacer una descripción pormenorizada del producto ni mucho menos criticarlo o alabarlo. Mi única intención es quitarme el sombrero ante Nike. Tenéis buenas críticas de la misma aquí o aquí.

 

En unas conferencias en San Francisco, escuché a un experto en Social Media preguntar a la audiencia, cuál creían que era la mejor campaña de Social Media de la historia. Tras varios ejemplos casi chillados desde el público, el tipo soltó un: No. Ninguna de ellas. La mejor campaña de la historia en Social Media ha sido Nike Plus…tenía razón.

Pero, ¿si Nike Plus es una plataforma digital que además se basa en servicios y productos, cómo puede ser que tenga razón? NIke ha dado un giro tan radical en su estrategia de compañía que todavía no somos conscientes de sus consecuencias. Nike ha apostado por hacer deportista a TODO el mundo. Un mundo sin targets, sin segmentaciones, un mundo donde hagas lo que hagas, seas quien seas, puedes ser deportista, puedes usar productos Nike.

Nike Plus no ofrece productos de la compañía (outputs), Nike Plus ofrece soluciones (outcomes) para que la gente haga más fácilmente deporte o para que disfrute más practicándolo. Pero además, la guinda del pastel ha sido que TODO el mundo puede usar los Entornos Sociales para compartir, descubrir, comentar, retar al resto de sus amigos y conocidos. Y ésta ha sido la clave.

Sus últimos lanzamientos están enfocados justamente a eso. A que la gente disfrute y comparta haciendo deporte (plataforma para medir cuánto corres a través de un sensor colocado en la zapatilla, reloj gps en colaboración con Tom Tom, pulsera para medir las actividades y poder traspasar la información a la plataforma digital y últimamente, la Nike Fuel). Ni rastro de camisetas, zapatillas, gorras, calcetines, sudaderas… o ¿sí?

La publicidad está sufriendo el mayor cambio de su corta historia, sobre todo por la digitalización de la misma. Por no entrar en detalles que darían para otro artículo, un buen resumen sería decir que los receptores de dicha publicidad cada vez tienen más vías de conocer si lo que les están diciendo es cierto o no, si de verdad lo necesitan o no y sobre todo, si les merece la pena o no el producto. Y además, pueden convertirse en emisores. En emisores con capacidad ilimitada de compartir sus opiniones y convertir a otros receptores en emisores o en simples receptores de mucha más información que la que venía en la publicidad original. Información basada en experiencias de uso, en experiencias de compra.

Las marcas están reaccionando de múltiples formas. En mi opinión, mal y tarde; pocos buenos ejemplos pueden destacarse. Y aquí entra Nike.

 

No es que haya democratizado el deporte (esto lo hizo y lo sigue haciendo Decathlon) sino que ha conseguido que la gente disfrute y comparta sus experiencias deportivas. Ha conseguido que la gente esté orgullosa de cumplir metas, de ganar a los amigos, de celebrar un reto conseguido. Ha tejido una red invisible (aquí entra el por qué de los Social Media) de “users” de sus activos sociales (como nikeplus.com) y productos sociales (como la pulsera Fuel) donde ha conseguido atraer a sus clientes y potenciales clientes no por sus productos o por su publicidad sino por sus beneficios. Perfecta publicidad.

 

Eso sí, en mis casi 40 días usando la NIke Fuel Band (he cumplido mi objetivo 38 días…), ya comienzo a ver en la página de nikeplus enlaces muy sutiles hacia sus productos. Tengamos en cuenta que Nike quiere seguir vendiendo, quiere seguir haciendo dinero, mucho dinero. Y no debemos ocultar que con esta nueva estrategia centrada en el beneficio para el usuario está obteniendo (con nuestro permiso), no sólo la historia de compra de todos sus clientes sino también, la historia deportiva de todos ellos, la historia de amistades y por tanto las relaciones de todos ellos, las mejoras en peso, ritmos, deportes practicados, rutas por donde practica deporte y un largo etcétera que usará. Seguro que usará.

 

Por cierto, claramente, y para no disgustar a quien pensaba estar leyendo una completa crítica de la Nike Fuel Band, ésta no es un gadget para deportistas. Es un gadget, como todos los anteriores, para usuarios de nivel bajo o medio en cuanto a actividad deportiva se refiere. En esto Nike también ha acertado. Otras marcas como Garmin, Asics, North Face (mis preferidas y las que uso), se han centrado en los hardcore-users. Nike se ha centrado en la “masa”. Y queda mucha “masa” que tiene que hacer deporte y comprar zapatillas y camisetas y calcetines y …

Comentarios
  1. Jotaypunto10 octubre 2012 a las 12:29 am

    Yo lo llamaría contenido. Aparte de IDEAKA

  2. Myriam2 febrero 2013 a las 7:49 pm

    Para Navidades me trajeron una Nike Fuelband de NY. Sólo la he usado una vez.
    La vendo por lo que costó, 115€ al cambio. Es negra y talla S, por lo que es ideal para chicas. mapuntate@gmail.com

Responder comentario

Deja tu comentario

Subir al inicio